SIN ESTRÉS

Si tu/s hijo/s presentan síntomas de estrés o de trastornos de ansiedad por la vuelta al cole y perduran más de dos semanas, te recomendamos consultar a un médico o farmacéutico formado en homeopatía.

La homeopatía es una opción más que puede ayudar a aliviar los trastornos emocionales y los problemas de sueño eventualmente asociados.

Marcar gradualmente los nuevos horarios

Introducir de forma gradual la rutina de madrugar y acostarse pronto durante los últimos días de vacaciones para adaptarse al nuevo ritmo.

Elaborar una lista del material escolar

Necesario para el nuevo curso y comprobar qué es lo que se puede reutilizar de años anteriores.

Fijar normas y tiempos de ocio

Evitar romper totalmente las actividades del verano. Hay que ir reduciéndolas poco a poco al mismo tiempo que se introducen nuevas tareas ligadas al estudio.

Crear rutinas de sueño

Establecer un horario para irse a dormir puesto que los hábitos crean seguridad. Además, es importante generar un ambiente cómodo y tranquilo para fomentar el descanso.

Habilitar un espacio para estudiar

Es necesario acondicionar una habitación con una correcta iluminación, ordenada, sin ruidos, con una mesa y silla cómodas y una temperatura adecuada.

Motivar a través de nuevos propósitos

Se puede estimular su desarrollo personal y creatividad mediante la fijación de objetivos a medio y largo plazo: mejorar las notas en matemáticas, aprender otro idioma, etc.

Compartir tiempo en familia

Ayudar a los niños con los deberes, preparar la cena juntos, organizar excursiones, etc., son buenas ideas que aumentan la complicidad entre padres e hijos.

Consultar al especialista

Si nuestros hijos presentan síntomas de estrés o de trastornos de ansiedad por la vuelta al cole y perduran más de dos semanas es recomendable acudir a un profesional sanitario. La homeopatía es una opción más que puede ayudar a aliviar los trastornos emocionales y los problemas de sueño eventualmente asociados.