Cerrado por vacaciones del 13 al 21 de agosto, ambos inclusive.

LINFEDEMAS

El linfedema se refiere al edema producido por la obstrucción de los canales linfáticos del organismo.

Obedece, por lo general, a un fallo o a una insuficiencia en el sistema linfático y tiene como consecuencia el aumento del volumen de las extremidades, en forma completa o parcial, y la desaparición de los relieves que se aprecian debajo de la piel.

La acumulación de la linfa en algún punto del cuerpo provoca un linfedema, que puede ser primario o secundario.

Linfedema primario

Se denomina así cuando el sistema de conductos y/o ganglios linfáticos de una zona tiene dificultades o es incapaz de transportar las proteínas grandes y otras moléculas para ser absorbidas  de nuevo por el sistema venoso.

Linfedema secundario

Es consecuencia de una cirugía o una radioterapia que hayan requerido la extirpación o la radiación de los ganglios linfáticos, provocando una posterior anomalía en el proceso de drenaje.

COMO SE DESARROLLA UN LINFEDEMA

Los linfedemas primarios, por lo general, obedecen a alguna alteración anatómica o congénita de los conductos linfáticos. Puede ser desde el nacimiento o la infancia, pero con mas frecuencia aparecen a partir de los 35 años, como consecuencia de un pequeño traumatismo o esguince en una extremidad. Los linfedemas secundarios se relacionan con la existencia de tumores que afectan a las cadenas ganglionares (próstata, ovario, mama, etc.) o con la cirugía en las zonas periféricas. Su aparición puede ser inmediata, pero también se dan casos en que lo hace muchos años después del tratamiento y sin ningún motivo desencadenante.

TRATAMIENTOS

* Drenaje linfático manual (DLM): Ayuda a disminuir el volumen del miembro y favorece la creación de vías de drenaje alternativas.

* Cuidados de la piel: Procuran mantener la piel libre de infecciones que agraven el linfedema, dado que el tejido afectado tiene menos defensas.

* Cinesiterapia: Ejercicios físicos que mejoran la circulación de la linfa.

* Vendajes compresivos: Permiten mantener el efecto del drenaje linfático manual y favorecen la reabsorción del edema. En ocasiones los vendajes compresivos pueden ser sustituidos por manguitos de contención.

Drenaje linfático manual (DLM)

Se trata de la activación manual del transporte líquido intersticial a través de los canales prelinfáticos y de la linfa a través de vasos linfáticos.

Cuidados de la piel

La aparición de infecciones locales resulta sumamente amenazante para los pacientes de linfedemas. Por esta razón es tan necesario el cuidado de la piel, que obliga a vigilar diariamente si existen pequeñas lesiones cutáneas (padrastros, uñas encarnadas, cortes, foliculitis, pie de atleta, etc.) en la zona afectada y que puedan ser la puerta de entrada para infecciones.

Cinesiterapia

Parte del tratamiento contra los linfedemas implica la realización de ciertos ejercicios físicos, diseñados específicamente. A título general, cualquier ejercicio físico que favorezca el control del sobrepeso será favorable. Los mas recomendables son la natación o aquagym y el Tai Chi. Sin embargo, se deberían evitar ejercicios como el aerobic o el trampolín, que pueden ocasionar daños. Los chorros de agua fría también pueden ser beneficiosos.

Vendajes compresivos

Resultan parte fundamental para el tratamiento y control del linfedema y se realizan ya sea con vendajes compresivos o con medias elásticas. Las medias elásticas hechas a medida deben tener una compresión extrafuerte. Al igual que las vendas, se utilizan al concluir la sesión de DLM. Por lo general su colocación puede ser dificultosa, sobre todo para pacientes mayores. Deben colocarse por la mañana, antes de levantarse de la cama y retirarse al finalizar el día y sustituirlas por el vendaje compresivo.

CUIDADOS DE UN LINFEDEMA

* Mantener el brazo o la pierna elevada por encima del nivel del corazón siempre que sea posible. Evitar movimientos circulares rápidos de brazos y piernas para que no se acumule sangre en la parte exterior de las extremidades.

* Limpiar diariamente y aplicar cremas hidratantes sobre la piel del sector afectado.

* Es clave evitar lesiones o infecciones en la zona afectada.

 

 

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar