La pandemia COVID-19 aumenta de manera importante el consumo de algunos medicamentos por parte de la población.

Si bien no se han producido desabastecimientos ni situaciones de emergencia, es cierto que el uso de medicamentos analgésicos, inhaladores, ansiolíticos y similares prácticamente se ha doblado.

El análisis de los datos de dispensación del servicio público de farmacias muestran grandes cambios en la utilización de medicamentos durante el periodo más duro de la pandemia, sobre todo, los relacionados con síntomas de la COVID-19. Esto preocupa al Consejo General de farmacéuticos que temen que pudieran estar menos disponibles para las personas que realmente los necesitan.

En el caso de los analgésicos, su utilidad en síntomas como el dolor y la fiebre, el número de personas infectadas puede explicar este incremento, pero no sucede así con otros medicamentos que no tienen una utilidad directa para el COVID-19 y que pueden estar siendo utilizados de manera errónea por muchas personas.

Otros medicamentos que también, aunque en menor medida, han visto elevada su demanda, son los ansiolíticos y antidepresivos, lo que también según el Consejo, responde al impacto que está teniendo la pandemia en nuestra salud mental.

En cualquier caso, desde Farmacia Tamargo queremos reiterar nuestro compromiso de informar y aconsejar a nuestra comunidad acerca de qué y qué no debemos hacer en lo que a COVID-19 y medicamentos se refiere.